8 FORMAS DE FOMENTAR EN CLASE EL AMOR POR LA LECTURA

 

Conseguir que los niños quieran leer voluntariamente a veces no es fácil. Con toda la cantidad de estímulos que tienen alrededor, algunos prefieren casi cualquier cosas antes que ponerse delante de un libro.

Sin embargo, la lectura es y ha de ser uno de los pilares básicos de la educación, algo que no se debe dejar de lado. Ni qué decir tiene que hacer de ella un hábito entretenido y divertido para los niños es de vital importancia si queremos que nazca en ellos el interés por la lectura.

Por eso te presentamos a continuación una lista con 8 formas de fomentar en clase el amor por la lectura.

 

1. Introduce la tecnología en la lectura. Algunos niños encuentran aburrido leer, y prefieren estar en frente de una pantalla. Si combinas tecnología y lectura, utilizando por ejemplo páginas web con lecturas para diferentes edades o ebooks, quizás puedas conseguir que se enganchen a la lectura, y, con un poco de suerte puedan dar el paso al libro de papel.

 

2. Programa visitas a lugares relacionados con la lectura. Una visita de vez en cuando a la biblioteca, o a un lugar cercano relacionado con una historia que hayan leído puede motivarles, ya que lo verán como una actividad lúdica que se hace fuera del aula.

 

3. Muéstrales lo amplia que puede ser la literatura. No todo son libros que ellos considerarían aburridos. En muchos de ellos también hay fotografías, dibujos, juegos… Por no hablar de los cómics, que cuentan historias realmente interesantes de una forma muy visual, y que también implican la lectura de texto.

 

4. Introduce los juegos o la gamificación. Inventa un juego relacionado con un libro que tengan que leer, por ejemplo, u concurso de preguntas después de la lectura. Muchas veces, este tipo de prácticas anima a los niños a querer superarse y ven la actividad como algo más lúdico y ameno.

 

5. Dales diferentes opciones para leer. No todos los niños tienen los mismos gustos. Puedes crear una serie de opciones del mismo nivel, pero con temáticas diferentes, para que así cada niño escoja el que va más con sus gustos.

 

6. Dedica todos los días un rato dentro de la clase para leer. Aunque sean unos pocos minutos, reserva siempre que sea posible un espacio para la lectura, e intenta que lo vean como un momento de la clase en el que se pueden relajar.

 

7. Escoge una obra de teatro divertida y adecuada al nivel de la clase y propón representarla. Además de introducir un género quizás poco tratado, esta actividad se puede convertir en algo muy divertido que haga que los niños estén deseando que llegue la hora de leer.

 

8. Propón que los propios alumnos escriban un pequeño cuento. Esta actividad puede hacerse individualmente, por grupos o de forma colectiva, y después se puede dar el propio texto a leer a otros alumnos. Al ser algo que ellos mismos han creado seguro que lo ven con simpatía.

 

 

En Kuaderno somos conscientes de lo importante que es crear un hábito de lectura entre los niños. Por eso, nuestro sistema incorpora gamificación y tecnología, una combinación que resulta muy atrayente para muchos niños, y hace que adquieran el gusto por la lectura.

¿CONOCES KUADERNO?
SI QUIERES PROBAR GRATIS KUADERNO EN TU COLEGIO, HAZ CLICK AQUÍ